Portada Análisis de Argumentos Ramón Sampedro y "Mar Adentro" Ramona Maneiro: «Yo no me arrepiento»
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Viernes, 23 Agosto 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

Ramona Maneiro: «Yo no me arrepiento» PDF Imprimir E-mail
(ABC, 10 de febrero de 2005). Su participación en los hechos, cómo concretó la petición que le había formulado Ramón Sampedro, la posible implicación de terceras personas, los hálitos agónicos con que el tetrapléjico gallego hizo realidad un deseo que había inspirado durante 25 años... Todo eso en quince minutos.

Y es que la expectación que provocaron las declaraciones de Ramona Maneiro a un programa de Telecinco, confesando que ella había cooperado activamente en el suicidio de Sampedro, han tenido mucho mayor eco mediático -y, por ende, social- que legal, pues la que fuera amiga y compañera del «mariñeiro y poeta» acudió ayer a repetir una a una las palabras que enunció ante las cámaras el pasado 10 de enero. Con el desparpajo que ya le caracteriza ante grabadoras y objetivos, Maneiro confesó sentirse muy tranquila a su llegada al Juzgado de Instrucción número 2 de Ribeira, al filo de las doce del mediodía. Aunque permaneció algo más de una hora en el interior, la abogada de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD), María Luz Canal, que se ha hecho cargo del caso de Maneiro, confirmó que su defendida había contestado a las preguntas de la titular de la corte, María Isabel Castro, y del representante del Ministerio fiscal, por espacio no superior al cuarto de hora.

Sin arrepentimientos

Mientras, Ramona, del brazo de su hermana y con una risueña tranquilidad, suscribía su acción sin arrepentirse «ni un poco» y confiando en que esta vuelta al ruedo judicial sirva, cuanto menos, para dar aliento al debate de la eutanasia. A la espera de que la juez realice el traslado de autos a la Fiscalía gallega, y ésta remita su informe para que se dicte la resolución final, la propia Ramona, su letrada y Carmen Vázquez, presidenta de DMD-Galicia, reiteraban lo que tantos penalistas han coreado desde que se conociese que la amiga de Sampedro volvería a declarar siete años después del suicidio: «Es un mero trámite. Después de esto, se archivará la causa».

Pese al optimismo tanto de la imputada como de sus allegados, fuentes jurídicas consultadas por ABC especificaron que la declaración de ayer conllevaría una responsabilidad penal ante tres posibles condicionales: la primera, si la juez considera que todavía no ha prescrito el delito de «cooperación necesaria al suicidio» -causa sobreseída en 1999 por «desconocimiento del autor» y que hoy ya tiene rostro- y que en el artículo 143 del Código Penal se castiga con 2 a 5 años de prisión; también en el caso de que la juez atribuyese a Ramona Maneiro «un nuevo delito» como el homicidio (opción que descartan todos los juristas) o el de la inducción al suicidio ajeno (penado con 4 a 8 años de cárcel), asuntos por los que se cursaría un nuevo procedimiento judicial. Como Ramona aseveró: «Ahora será la justicia la que hable».

 
Relacionados