ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Lunes, 26 Agosto 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

Terry Schiavo (I) PDF Imprimir E-mail
(La Gaceta de los Negocios, 23 de marzo de 2005 - Ramón Pi). Por estas cosas misteriosas de la comunicación, ha saltado con fuerza a los medios españoles la historia de Terri Schiavo, la desventurada que está en coma cerebral desde hace años , y a la que su marido ha logrado por tres veces que se le desconecte el tubo de alimentación por orden del juez Greer, con objeto de que muera de inanición ?expresión que suena mucho mejor que matarla de hambre y sed, que significa exactamente lo mismo?, pero que sus padres han logrado otras tantas veces que se le vuelva a conectar y siga con vida. La última noticia es que un juez federal ha dado la razón a su colega y Terry Schiavo, si no media algún milagro, morirá dentro de pocos días.
Llevo siguiendo este caso desde hace años gracias a www.lifesite.net, iniciativa de un bravo luchador por la vida llamado Steven Ertelt, que junto a otros muchos ha logrado mantener vivo el debate social sobre el respeto a la dignidad de la vida humana en EEUU. El caso de Terri Schiavo es uno de esos casos limite falsos, porque no se trata de mantenerla con vida gracias a tratamientos extraordinarios, sino que basta con alimentarla. La forma de que muera es ? así de espantoso? matarla de hambre. En la hipótesis más benevolente, el marido, Michael Schiavo, piensa que se le hace un favor matándola. Pero es inevitable pensar que, en realidad, el favor de verdad se lo hace a si mismo. También así de espantoso.
Los medios dicen que se plantea un arduo problema moral. No estoy de acuerdo. Se plantea un problema moral, pero de arduo, nada de nada. Se plantea el problema moral de considerar la calidad de vida como valor superior al de la vida misma. O sea, se plantea la antesala del nazismo, tal como suena.
 
Relacionados