Portada Noticias 2005 Médicos asturianos elaboran un protocolo sobre la atención a la agonía
ConDignidad
Portada | Bibliografía | Agenda | Enlaces | Sugerencias | ConDignidad | Suscripcion | Usuarios | Mapa del sitio
Lunes, 16 Diciembre 2019
Temas
En Facebook

Sigue a ConDignidad en facebookPuedes seguir la actividad de ConDignidad en facebook.

Médicos asturianos elaboran un protocolo sobre la atención a la agonía PDF Imprimir E-mail

(La Nueva España, 16 de junio de 2005). El texto defiende la sedación paliativa en pacientes a punto de morir para aliviar un sufrimiento que no se puede combatir con otras medidas.

La Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc) ha elaborado un protocolo para la atención a enfermos terminales, especialmente dirigido a los facultativos de la región que atienden a este tipo de pacientes en sus propios domicilios. El documento, en formato tríptico, defiende el recurso a la sedación paliativa para aquellos pacientes «cuya muerte se prevé próxima» con la intención de «aliviar un sufrimiento físico y/o psicológico, inalcanzable con otras medidas».

El tríptico explica los procedimientos para atender a los enfermos que se hallan en fase agónica. Especifica tanto los pasos recomendables para aplicar sedaciones paliativas como los fármacos que pueden emplearse. El documento será presentado esta tarde a los profesionales asturianos de atención primaria en un acto que se desarrollará en la sede del Colegio de Médicos, en Oviedo. Ha sido elaborado por el grupo de cuidados paliativos de la Samfyc, dirigido por Clavelina Arce, facultativa de la unidad de hospitalización domiciliaria del Hospital de Cabueñes, de Gijón.

Fuentes de la sociedad científica subrayaron que este grupo llevaba trabajando en el documento desde hace varios meses. En consecuencia, insistieron en la necesidad de desvincular su elaboración de la polémica suscitada por las supuestas sedaciones irregulares en el Hospital Severo Ochoa de Leganés.
Morir en casa
El tríptico recoge «un resumen de recomendaciones para la atención a la agonía de enfermos terminales», explica Clavelina Arce. A juicio de esta especialista, a pesar de la proliferación de bibliografía, «el médico de familia agradece contar con un instrumento de síntesis que le ayude en su trabajo cotidiano». Hasta este momento, los facultativos de la región no disponían de una herramienta de estas características.

Clavelina Arce define la agonía como «el período de tiempo que transcurre entre el momento en que se reconoce que el paciente se está muriendo y el fallecimiento efectivo». Traducido a tiempo, «entre unas horas y una semana». Según la doctora Arce, diversos estudios revelan que el 80 por ciento de los ciudadanos prefiere morir en su propia casa siempre que se le preste una atención adecuada.

La responsable del grupo que ha elaborado el documento subraya que la calidad de la asistencia a la agonía aumenta en la medida en que el paciente ya está atendido en los momentos previos a la misma. A partir de ese momento, el cometido del médico se centra en «aliviar el sufrimiento del paciente y de la familia, tanto desde el punto de vista físico como emocional».

Clavelina Arce indica que el dolor está presente en la fase final de la vida del 80 por ciento de las personas. Sin embargo, «es posible controlarlo en prácticamente la totalidad de los casos». En el supuesto de que los fármacos se muestren incapaces de paliar el dolor, es el momento de recurrir a la sedación paliativa. Además de circunscribirla a los momentos próximos a la muerte, el documento indica que el consentimiento de los pacientes o de sus familiares puede ser «explícito, implícito o delegado del paciente». Y agrega que «los síntomas que más frecuentemente motivan la necesidad de sedación son: delirium, disnea, dolor y distrés emocional».

Clavelina Arce aclara que la finalidad de la sedación paliativa «no es acortar la vida, sino dormir al paciente».

 
Relacionados