Québec presenta un proyecto de ley para aprobar la eutanasia en casos extremos Imprimir
(EFE, 12 de junio de 2013). El Gobierno de Québec presentó hoy un controvertido proyecto de ley que legalizará por primera vez en Canadá la eutanasia en casos terminales y en los que el paciente solicite morir.

En caso de aprobarse el proyecto de ley presentado hoy por el Gobierno del Partido Quebequés (PQ), la eutanasia sólo se aplicará en la provincia de Québec, pero puede abrir la puerta para que otras jurisdicciones del país adopten leyes similares.

A nivel federal, la eutanasia y la ayuda al suicidio están prohibidos.

El proyecto de ley, que está previsto sea aprobado en el otoño por la Asamblea Nacional de Québec, el parlamento provincial, establece que un doctor que reciba repetidas peticiones de un paciente sobre su deseo a morir puede proporcionar ayuda médica para terminar su vida.

El texto legislativo, titulado Ley para Respetar el Cuidado al Final de la Vida, señala que "el respeto de los pacientes al final de su vida y el reconocimiento de sus derechos y libertades debe inspirar todo acto realizado".
Una vez que la ley sea aprobada, el Gobierno quebequés establecerá una comisión que supervisará la aplicación de la normativa.

La ministra de Servicios Sociales de Québec, Véronique Hivon, dijo tras presentar el proyecto de ley que la normativa responde a las peticiones de los quebequeses y a las necesidades de la sociedad.
"La mayoría de las personas quieren cuidado paliativo pero en casos excepcionales, necesitamos tener una respuesta", señaló Hivon.

Hivon añadió que "este proyecto de ley responde a las demandas de la sociedad quebequesa, una sociedad que ha realizado una profunda reflexión sobre el final de la vida y que está comprometida a trabajar por el bienestar de todos".

El proyecto de ley es fruto de un estudio realizado en los últimos años, incluidas vistas públicas en 2010 y 2011 en las que centenares de quebequeses expresaron sus opiniones, y que recomendó que los doctores puedan ayudar a personas gravemente enfermas a que mueran si ese es su deseo.