Cuando no se puede curar Imprimir
Poco a poco la medicina paliativa va abriéndose camino como el modo más digno de tratar al enfermo terminal. Tan antiético es provocar la muerte con la eutanasia como ocasionar sufrimientos inútiles con el ensañamiento terapéutico. En cambio, la medicina paliativa es una especialidad que, como señala el Dr. Gonzalo Herranz en un artículo publicado en Aceprensa, necesita grandes dosis de ciencia y de humanidad.

Ver artículo